Sentarte a no hacer nada te puede dar la mente de alguien de 25 cuando tengas 50

Neurocientíficos descubrieron que quienes meditaban tenían más materia gris en la corteza frontal, relacionada con toma de decisiones y la memoria.

¿Quién no quisiera llegar a los 50 con la agilidad mental de una persona de 25 años? Un nuevo estudio liderado por la neurocientífica Sara Lazar descubrió que practicar meditación puede ayudar a combatir la reducción en la corteza frontal del cerebro.

Sara descubrió la meditación tras lesionarse mientras entrenaba para el Maratón de Boston. Su doctor le dijo que necesitaba estirarse mucho, y decidió probar con la yoga.

En sus clases de yoga escuchaba todo tipo de afirmaciones, como que la yoga incrementaría su compasión y abrir su corazón, pero ella realmente iba para estirar, sin muchas expectativas en cuanto a beneficios intangibles. "Un tiempo después, empecé a notar que sí estaba más calmada. Podía manejar de mejor manera las situaciones difíciles. Me sentía con más empatía, me costaba menos trabajo ponerme en los zapatos de los demás."

A partir de entonces empezó a estudiar los beneficios científicos de meditar o practicar el mindfulness.

Mientras a la mayoría de la gente se le reduce la corteza frontal al envejecer, los meditadores de 50 años en el estudio tenían la misma cantidad de materia gris que aquellos con la mitad de su edad.

En su primer estudio, observó a meditadores experimentados (con 7 a 9 años de experiencia) frente a un grupo de control.

Primeros resultados

Los resultados mostraron que aquellos con una fuerte base de meditación habían aumentado la materia gris en varias áreas del cerebro, incluida la corteza auditiva y sensorial, así como las regiones insulares y sensoriales. 

Esto tiene sentido, ya que la meditación de atención plena hace que disminuyas la velocidad y te des cuenta del momento presente; incluidas las sensaciones físicas, como la respiración y los sonidos que te rodean. Sin embargo, el equipo también encontró que los meditadores tenían más materia gris en otra región del cerebro, esta vez vinculada a la toma de decisiones y la memoria de trabajo: la corteza frontal.

Un descubrimiento inesperado

De hecho, aunque la mayoría de las personas ven que su corteza se encoge a medida que envejecen, los meditadores de 50 años en el estudio tenían la misma cantidad de materia gris que la mitad de su edad. Lazar y su equipo querían asegurarse de que esto no fuera porque los meditadores a largo plazo tenían más materia gris para empezar, por lo que realizaron un segundo estudio.

En él, pusieron a las personas sin experiencia con la meditación en un programa de mindfulness de ocho semanas.

Los resultados

Incluso solo 8 semanas de meditación cambiaron el cerebro de las personas para mejor. Hubo engrosamiento en varias regiones del cerebro, incluido el hipocampo izquierdo (involucrado en el aprendizaje, la memoria y la regulación emocional); la TPJ/unión témporo-parietal (involucrada en la empatía y la capacidad de tomar múltiples perspectivas); y una parte del tronco cerebral llamada pons (donde se generan los neurotransmisores reguladores).

Además, los cerebros de los nuevos meditadores vieron una contracción de la amígdala, una región del cerebro asociada con el miedo, la ansiedad y la agresión. Esta reducción en el tamaño de la amígdala se correlacionó con la reducción de los niveles de estrés en esos participantes. 

¿Cuánto tiempo tienes que meditar para ver tales resultados?

En el estudio, se les pidió a los participantes que meditaran durante 40 minutos al día, pero el promedio terminó siendo de 27 minutos al día.


Consulta el texto completo en Business Insider.