¿Qué nos pasa los domingos?

Hablemos de esa inquietud que nos incomoda.

Una de las cosas más comunes es tener un poco de inquietud o ansiedad los domingos, en especial por las tardes. Esto evita que disfrutemos al 100% nuestros fines de semana y no tiene que ser así, hay caminos para recuperar la paz que te debe de dar un día de descanso.

Lo primero es entender por qué nos sucede

Como ya lo hemos platicado, la ansiedad es “preocuparse por el futuro” y genera sensaciones de incertidumbre, miedo o irritación; entre otras. En el caso de los domingos, generalmente se debe una preocupación por los pendientes que vienen el lunes—muchos de los cuales decidimos postergar el jueves o viernes anterior (lo cual no tiene nada de malo).

El problema es que generalmente no dejamos preparado el lunes, entonces el domingo empiezan una mezcla de pensamientos sobre lo que “tengo que hacer mañana” y un esfuerzo por no pensar todavía en ello, porque “es domingo y quiero aprovecharlo”.

El resultado termina siendo un sentido de preocupación, porque sabes que el día de mañana tienes que hacer varias cosas, pero no tienes claro cuáles son ni cómo las vas a hacer, ni en qué orden; al mismo tiempo que tampoco quieres "desperdiciar" el poco descanso que te queda.

Claro que cada caso tiene sus peculiaridades, esto es en el sentido más general.

3 TIPS PARA REGRESAR LA PAZ A NUESTROS DOMINGOS

1. El viernes, antes de dar por terminada la semana, haz una lista de las cosas que tienes que hacer el lunes.

Una recomendación es que la lista contenga solo 3 cosas indispensables que tienes que cumplir y 2 cosas que estaría bien cumplir. Todo lo demás en la lista entra en “solo si da tiempo”.

2. Intenta tener alguna actividad que disfrutes el lunes

Ya sea temprano en la mañana o por la noche. Esto te dará ese empujón de motivación para ver el día con más ánimo. Meditar es una gran herramienta para eliminar el "bagaje" acumulado de preocupaciones y ansiedades previas, y empezar con la mente más ligera y receptiva.

3.- Hábitos, hábitos y más hábitos

Cuida tus hábitos el fin de semana: no te llenes de azúcares solo porque es día de descanso, intenta hacer ejercicio ambos días, duerme bien, no abuses del alcohol o la cafeína y haz tus meditaciones en Sei. Si de pronto llega la sensación de inquietud, haz conciencia y nota cómo en ocasiones sucede solo por rutina, porque tu mente ya está acostumbrada. Tras observarla, déjala ir, sin forzar nada.