Plasticidad cerebral: ¿Qué es y cómo se relaciona con la meditación?

Conoce los efectos del mindfulness en tu cerebro.

La neuroplasticidad—también conocida como plasticidad cerebral—se refiere a la capacidad del cerebro para adaptarse y cambiar como resultado de la conducta y la experiencia. Hasta los años 60, los psicólogos creían que los cambios en la estructura cerebral solo podían tener lugar durante la infancia, pero ahora hay suficientes estudios que demuestran que aún en edades avanzadas es posible y una forma de lograrlo es meditando.

 Los cambios se dan a diferentes niveles en el sistema nervioso: estructuras moleculares, cambios en la expresión genética y el comportamiento, por mencionar algunos.

La neuroplasticidad permite a las neuronas regenerarse—tanto anatómica como funcionalmente—y formar nuevas conexiones sinápticas. La plasticidad neuronal representa la facultad del cerebro para recuperarse y reestructurarse.

Checa también: 🧠 ¿Qué pasa en tu cerebro cuando meditas, y cómo se ve?

Este potencial adaptativo del sistema nervioso permite al cerebro reponerse a trastornos o lesiones, y puede reducir los efectos de alteraciones estructurales producidas por patologías como la esclerosis múltiple, Parkinson, deterioro cognitivo, Alzheimer, dislexia, TDAH, insomnio en adultos, insomnio infantil, entre otros.

Así que no hay pretextos, siempre tenemos la oportunidad de cambiar; por más años que llevemos estancados en un estado mental—pero recuerda, la disciplina diaria es la clave.