Diferencias entre estrés y ansiedad

Estos dos se pueden confundir muy fácilmente, entiende la diferencia entre ellos.

El estrés y la ansiedad parecen ser una pandemia invisible que ha venido sucediendo en los últimos años tanto en jóvenes como adultos, y es indispensable entender las diferencias entre uno y otro.

Existe una delgada línea entre el estrés y la ansiedad. Ambas son respuestas emocionales, pero el estrés suele ser causado por un desencadenante, o catalizador, externo.

El catalizador puede ser de corto plazo, como una fecha límite de trabajo o una pelea con un ser querido; o a largo plazo, como los problemas económicos, el descontento laboral o las enfermedades crónicas, entre muchas otras cosas.

Las personas sometidas a estrés experimentan síntomas mentales y físicos como irritabilidad, ira, fatiga, dolor muscular, problemas digestivos y dificultad para dormir, aunque no necesariamente provoca todos esos síntomas, es común que sean 2 o 3 nada más.

La ansiedad, por otro lado, se define por preocupaciones excesivas y persistentes que no desaparecen, incluso en ausencia de un factor estresante. La ansiedad conduce a un conjunto de síntomas casi idénticos al estrés: insomnio, dificultad para concentrarse, fatiga, tensión muscular e irritabilidad.

Es importante conocernos y poder identificar qué tipo de respuestas emocionales estamos viviendo para poder atenderlas de la mejor manera.

Descarga Sei y escucha nuestras series para manejar la Ansiedad y el Estrés.