Calma, no tienes que ir tan rápido: 5 tips para llevar la vida un poco más despacio

Bájale un poco, no tienes que ir con tanta prisa.

El modo de vida actual nos ha hecho pensar que todo debe ser inmediato, cuando el disfrute de la vida está en tomar las cosas con calma.

Algunos tips para bajarle a ese ritmo que te tiene corriendo:

1. Pon prioridades muy en claro

Es muy probable que puedas eliminar un porcentaje alto de tus “pendientes” si decides que solo vas a hacer los más importantes—pero bien y con calma.

2. Disfruta el camino

La gente quiere ser rica hoy, vivir mindful hoy con una sola sesión, y al buscar eso se logra totalmente lo contrario. Aprende a apreciar cada paso que das hacia tus objetivos, porque ahí está el éxito, no en la meta final. Esa siempre será sustituida por una nueva.

3. Date tiempo para no hacer nada

Últimamente vivimos con una compulsión de siempre estar ocupados, siempre tener algo que hacer. Aunque no lo creas, eso nos hace perder más tiempo y ser menos eficientes. Programa cierto tiempo al día o a la semana que lo puedas comprometer a no hacer nada en especial, esa es la actividad.

4. Practica la alimentación consciente

Tenemos un Single específicamente de ese tema; la idea es que al comer no estés haciendo otras tres cosas al mismo tiempo o checando tus correos. Practica sentarte a realizar completamente la actividad de comer: con calma, notando cada sabor, olor y textura, sin prisa.

5. Respira

Cada que te encuentres en el bucle infinito de “necesito terminar esto para empezar con lo otro”, toma un respiro y analiza qué tan cierto es lo que te está haciendo creer tu mente, solo después de eso sigue con tu camino. Esos dos minutos no te van a costar nada y podrán ayudarte muchísimo.

Así que ya lo sabes, hay que darle tiempo al tiempo.

Aprende a disfrutar más de la vida siendo consciente, descarga Sei y disfruta de nuestros más de 100 contenidos especializados.